Cómo funciona RankBrain y cómo afecta al posicionamiento SEO

Google opera a través de una serie de algoritmos que funcionan de manera interrelacionada y que contribuyen a determinar el posicionamiento de las páginas en el SERP. Entre ellos se encuentran el famoso Panda o el Penguin, así como el conocido PageRank. No obstante, uno de los más importantes ha sido Hummingbird, una actualización que surgió con el lanzamiento del Knowledge Graph en 2012 y que tiene como objetivo el desarrollo y la mejora de la búsqueda semántica. Para ello se basa en la desambiguación, una técnica que permite distinguir entre palabras polisémicas y sinónimos en función del contexto.

Posteriormente y, como prolongación del interés de Google por mejorar la experiencia de usuario, llega RankBrain, cuyo máximo objetivo es reducir el número de búsquedas que hace cada persona en la web. De este modo, Google quiere que, a través de una única interacción, el usuario llegue a la información que le interesa.

¿Cómo funciona RankBrain?

RankBrain integra la inteligencia artificial con el machine learning y está basado en el aprendizaje constante, de modo que se va perfeccionando a medida que tiene más vida de uso. Para lograr entender mejor cómo buscan los usuarios y cuál es el contexto de sus pesquisas, transforma las palabras en vectores que, a su vez, crean significados en torno a términos relacionados.

De este modo, valora el tiempo que un usuario está en una página para decidir si las webs mostradas se ajustan a sus necesidades: es decir, aprende la respuesta del usuario ante los resultados que ofrece el buscador. Entre los factores que tiene en cuenta RankBrain están la hora de la consulta, el número de sesiones de búsqueda o el anchor text del enlace de las páginas.

¿Cómo afecta RankBrain al SEO?

Aunque este algoritmo no penaliza, sí influye en el posicionamiento de las páginas. De este modo, hay una serie de consejos que podemos seguir si queremos que Google nos sitúe en los primeros puestos del SERP. En primer lugar, es más importante que nunca seguir una estrategia de contenido basada en la naturalidad. Asimismo, el CTR cobra una enorme importancia, así que hay que hacer todo lo posible por mejorar nuestro número de clics. Por último, es importante considerar prioritarios los factores personalizados de búsqueda.

No obstante, hay un punto especialmente importante que hemos de tener en cuenta: la canibalización de intención de búsqueda. Estamos muy centrados en evitar la repetición de keywords y en crear una página para cada palabra clave. Sin embargo, con algoritmos como el RankBrain se hace imprescindible cambiar la estrategia y hacer una página para cada intención de búsqueda.

Google quiere conocer en profundidad al usuario para ofrecerle la mejor experiencia posible. Por eso, es importante tener muy presente que, ahora, además del contenido, debemos poner el foco en cuidar del contexto.

Leave a Comment

dieciseis + 9 =