¿Qué puede hacer el pequeño comercio para competir con Amazon?

Recientemente, el Ministerio de Industria lanzó una iniciativa para apoyar el pequeño comercio a través del observatorio 4.0 con el objetivo de luchar contra el gigante Amazon. El comercio online, principalmente canalizado a través de este marketplace, ha hecho un daño difícil de cuantificar a los vendedores convencionales. Esto hace necesario que el pequeño comercio cambie el chip, evolucione, se reinvente y se transforme digitalmente, tal y como han venido haciendo otros sectores ante el contexto de transformación en el que nos encontramos.

Pero, ¿qué hay detrás de la transformación digital de este tipo de tiendas?, ¿están realmente preparadas para competir contra el gigante de Seattle?, ¿qué tipo de medidas o estrategias pueden abordar para conseguir, al menos, mitigar el “efecto Amazon”?

A continuación, os dejamos un breve listado a modo de sencillos consejos que pueden ser de utilidad para los dueños de los pequeños comercios que quieran combatir al Goliat de los ecommerce:

  • Además de la web, es buena idea utilizar todos los canales electrónicos como, por ejemplo, SMS, Whatsapp, Slack, Facebook Messenger o iPads, ya que todos ellos facilitan la recogida de datos, la comunicación, la mercadotecnia y la venta final tanto en formato físico como electrónico. Su cercanía con el cliente potencial, así como la interacción en tiempo real y la repercusión inmediata de los mensajes, pueden ser el primer paso para comenzar a llevar a cabo la transformación digital.
  • Convertirse en una referencia en eventos locales o ser un “influencer” de tu barrio puede resultar de gran ayuda. En este sentido, plataformas como Meet-up o el propio Facebook resultan ser grandes aliados para la promoción de este tipo de eventos. De este modo, si, por ejemplo, tienes un bar, puedes hacer catas o, en el caso de tengas una librería, puedes organizar la presentación de algún libro.
  • Incorporar el pick in store es una excelente idea porque se basa en una de las mayores ventajas competitivas que tiene el pequeño comercio frente a los grandes marketplaces: el hecho de tener ubicación física, proporcionar cercanía y estar más en contacto con el cliente final. Así, aprovechar ese factor de proximidad a la hora de que el comprador recoja el pedido en tiendas puede ser muy provechoso.
  • Incorporar estrategias web-to-store es una buena iniciativa, ya que cada vez son más los clientes que buscan en Internet antes de ir al punto de venta físico. De este modo, se pueden lanzar campañas online geolocalizadas para que cuando alguien busque algún producto en la red vea que puede adquirirlo cerca de donde está.
  • Crear una tienda online es un dilema al que muchos comerciantes se enfrentan, ya que puede existir cierta competencia con respecto a la tienda física. No obstante, puede permitir llegar a más gente. Además, siempre existe la posibilidad de ofrecer a los clientes que reserven un artículo para recogerlo y pagarlo físicamente con el objetivo de mantener conectadas ambas tiendas.
  • El marketing de guerrilla también merece ser tenido en cuenta, ya que contar con el público objetivo tan cerca hace que muchas de las estrategias tradicionales puedan resultar útiles para la promoción de negocios locales. El buzoneo, el poming o el parabrising son algunos ejemplos de esto. Personalizar propuestas comerciales, incluyendo ofertas o cupones canjeables en tienda, puede dar muy buenos resultados.
  • Los Marketplaces locales pueden ser también una excelente idea. Se trata de una posible extrapolación del modelo 3P de Amazon pero a nivel local, lo cual puede incentivar el comercio de proximidad. Así, se pueden juntar a varias tiendas de una calle, barrio o zona específica en un marketplace único. Esto permite explotar muchas sinergias relacionadas con la oferta (variedad de producto más amplia), la logística, el pick/web-to-store o el marketing de guerrilla conjunto e hiperlocal. Es una opción alternativa para no tener que afrontar la guerra individualmente.

Estas son algunas de las ideas que pueden ayudar al comercio local a mantenerse frente a Amazon. No obstante, en muchas ocasiones, los comerciantes prefieren aplicar el “si no puedes con tu enemigo, únete a él” y se deciden por vender a través de algún gran marketplace. En este sentido, el gran hándicap está en que los números cuadren, ya que en ocasiones es difícil encajar cuestiones como las comisiones de la plataforma, las opciones logísticas, los costes de devolución, la operativa, etc. en una cuenta de resultados positiva, con un margen ya de por sí ajustado para el pequeño retailer.

¿Y tú de quién eres de unirte a Amazon o de realizar pequeñas acciones de marketing online u offline que ayuden a tu negocio? ¡Cuéntanos tu caso y te ayudaremos a crecer y a aprovechar las ventajas de la transformación digital!

Leave a Comment

uno × uno =